La inversión en vivienda es uno de los sueños que más persevera en la mente de los Ecuatorianos. Tener casa en nuestro contexto significa protección, tranquilidad y un sustento para aquellos que logran vivir ese sueño, en últimas, es el beneficio de tener un lugar seguro para ti y tu familia.

Tener vivienda no solo significa obtener ganancias a largo plazo, también es la oportunidad de contar con un lugar propio para proteger a tu familia y construir los mejores recuerdos en compañía de ellos, pues es en este lugar donde tus hijos crecerán y donde todos nuestros proyectos personales toman forma para hacerse realidad.

Oportunidades en el sector inmobiliario

Invertir en vivienda en Ecuador es uno de los ejercicios más viables y estables. Tan solo en enero de 2020, se vendieron 12.984 viviendas según cifras otorgadas por Camavid. Una muestra de la consolidación del mercado, oportunidades de negocio y competitividad en proyectos para todo tipo de familias e inversionistas.

De igual forma, cada vez son más las ayudas por parte del gobierno y los subsidios de cajas de compensación que facilitan la compra de vivienda mediante apoyos para pagos de cuota inicial y financiación del inmueble. Lo que permite dinamización del mercado promoviendo la construcción de proyectos de viviendas y convirtiéndolo en un atractivo de inversión con mayor respaldo por el Estado.

En momento actuales, es normal que las personas quieran hacer una inversión refugio con el fin de aumentar su capital a largo plazo y encontrar protección para su bolsillo en el futuro. Dadas las condiciones anteriores, comprar casa permite esta estabilidad dinamizando aún más la oferta para las familias Ecuatorianas.

Es así como las condiciones actuales del sector inmobiliario nos permite encontrar el lugar ideal, con la posibilidad de un esquema de financiación que respalda nuestra decisión de invertir en vivienda.

0